domingo, 7 de noviembre de 2010

mensaje 7/11/10 Ser UNO con el prójimo

Cada ser tiene un corto mirar sobre lo que vive pues toma lo que vive según su propia experiencia.
Nadie ve con mirada total. Pero se ve el ser al mirar el corazón.
Para mirar el corazón se necesita poder mirar la totalidad de lo que nos rodea.
Hijos, hoy se les da un ejercicio para poder ver más allá de lo que pasa a nuestro alrededor.
Tener una mirada general puede mostrar panorama pacífico o volcánico. Mas si nos unimos a nuestro corazón lograremos ser Uno con el prójimo.
Se les pide realizar este ejercicio más de una vez.
Es tiempo de poder mirar lo que le sucede a nuestro prójimo. tal como si a nosotros nos sucediera.
Se les dice:
Miren la severa vida que cada uno tiene. Miren el agobio, el esfuerzo, el triste transcurrir de los días. Dejen que su mente les de todos los detalles de la vida que están viviendo. Cuando sientan que han visto lo que tienen , lleven su mente a la vida de alguien a quien conozcan. Dejen que su mente elija a ese ser. Imagínenlo. Obsérvenlo y dejen que ese ser les cuente su vida. No se esfuercen por imaginar. La mente dirá lo que necesitan saber. Oiganlo y de ese ser vean lo difícil: la tristeza, su esfuerzo. Al terminar denle un abrazo amoroso y dos manos pongan sobre su corazón para transmitirle amor.
Este ejercicio , repetido muchas veces, les permitirá sentir la vida de los seres que los rodean. El corazón podrá dar más amor pues tendrá mayor facilidad de comunicación .
Hijos, en estos tiempos de caos, nadie podrá ser ignorante del dolor del prójimo. Es necesario ser conciente de lo que cada uno siente.
Pongan a trabajar sus corazones. Es el momento de cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada